Inglaterra, tierra de milagros Europeos


Los favoritos en las semifinales de Champions cayeron a manos de los equipos ingleses

Esta semana se jugaron las semifinales de la UEFA Champions League en las que aún quedaban Liverpool, Ajax,  Tottenham y Barcelona. En la primera semifinal se enfrentaban el Liverpool contra el Barcelona, en la ida un Messi estelar dió la victoria a los azulgranas con dos goles y uno de Luis Suárez.

Estos dos goles de Messi le hicieron lograr la estratosférica cifra de 600 goles a nivel de clubes, pese a eso en la vuelta la magia de Anfield y un Liverpool demoledor dieron un cambio drástico a la eliminatoria. Los de Klopp se adelantarón en el marcador en el minuto 7 con un tanto de Divock Origi. Al que posteriormente en el segundo tiempo se le sumaron dos goles en dos minutos de diferencia, de Georginio Wijnaldum, muy fresco, puesto que había entrado en la media parte, para rematar esta heroica  gesta Origi, en un despiste de la defensa del Barcelona en un saque de esquina, marcó el gol que le daría la clasificación al Liverpool.

Cambiando de estadio nos encontramos un partido muy distinto, un Ajax que hacía su mejor temporada de la década y ya había tumbado a algunos de los mas grandes de Europa se preparaba el partido de vuelta en casa por primera vez en toda la fase eliminatoria después de haberse llevado la victoria por uno a cero con gol de Van de Beek en el nuevo estadio del Tottenham Hotspur.

El Tottenham acudía al Johan Cruyff Arena con la intención de llegar a su primera final y por qué no, ganarla, y ese espíritu de lucha y un Lucas Moura inspirado dieron, contra todo pronóstico, la eliminatoria al Tottenham.

El partido empezaba volcado para el Ajax que comenzó anotando en el minuto cinco con un potente cabezazo de De Ligt al remate de un corner, media hora despues Hakim Ziyech firmaba un tanto expectacular para ponerse dos a cero en el marcador con un global de tres a cero y hacer ver que la eliminatoria ya estaba cerrada. Pero al salir a la segunda parte el Tottenham con Lucas Moura al frente no solo remontaría ese partido sino la eliminatoria.

La remontada comenzó con un tanto de Lucas Moura en el minuto cincuenta y cinco asistido por Dele Alli, cuatro minutos más tarde un error  defensivo dentro del área de Lasse Schöne haría que Lucas Moura marcará el segundo y el público inglés se viniera arriba, pero no fue hasta que el descuento llegaba a su fín que en el minuto 96, otra vez mas, Lucas Moura daría el gol clave para que el Tottenham pasará a la final.

Unas horas después Lucas Moura subió una publicación a sus redes sociales acompañada de un versículo, concretamente de Lucas 1:37 que dice:

“Porque nada hay imposible para Dios” haciendo referencia a la casi imposible gesta que había logrado.

Tottenham y Liverpool se verán las caras en la gran final el 1 de junio en el Wanda Metropolitano, en Madrid. Esta será la primera final de Champions inglesa desde 2008.

La final de la Europa League tanbien sera entre equipos ingleses, Arsenal y Chelsea. Lo que esto nos hace ver es que este ha sido un año de gran reinado europeo por parte de los clubes en Inglaterra. Cada vez falta menos para ver qué equipo termina levantando la Copa de Europa este año. 

Lemuel Marín

Deixe uma resposta

Seu e-mail não será publicado.